Choronzon y el fin del universo

Sandman es un cómic en el que Neil Gaiman da rienda suelta a su asombrosa imaginación y nos lleva de la mano del señor del sueño a historias evocadoras, terroríficas, épicas… pero, sobre todo, originales. En el primer tomo —Preludios y Prejuicios—, Sandman tiene que buscar los objetos que le confieren su poder tras escapar del cautiverio que le había impuesto una oscura orden de magos. Uno de esos objetos lo lleva a buscar en el infierno, donde tras una serie de encuentros descubre que su yelmo está en poder de un demonio llamado Choronzon.

Choronzon reta al señor del sueño a un desafío. Pero estos demonios son un tanto especiales y el desafío en el que se ven inmersos Choronzon y Sandman se llama realidad y los contendientes sienten en su propia piel las evocaciones que van realizando. Veamos como se desarrolló su desafío:

Sandman 04-17

—Muy bien, muevo yo primero —dijo Choronzon—. Soy un lobo solitario, merodeador, asesino.

—Mi turno. Soy un cazador, a caballo, cazo lobos.

—Soy un tábano, enemigo de caballos y cazadores.

—Soy una araña de ocho patas, come-moscas.

—Soy una serpiente, devora arañas, venenosa.

—Soy un buey, pesado, aplasta-serpientes.

—Soy Antrax, bacteria destruye-vidas.

«Creo que sé cómo juega Choronzon. Cómo volverlo contra él. Creo que abandonaré la ofensiva», pensó Sandman.

—Soy un Mundo en el espacio, dador de vida.

—Soy una nova, que explota… quemando mundos.

—Soy el Universo… abarco las cosas, abrazo la vida.

—Soy la antivida, la bestia del juicio. Soy la oscuridad al fin de todo. Fin de universos, dioses, mundos… de todo. ¿Y qué serás tú, soñador?

Vaya, parece que Choronzon es un buen jugador, ha dejado al señor del sueño en una situación sin salida. Pero, ¿qué es lo que ha descrito este demonio de nombre tan pintoresco? Nada más y nada menos que el fin del universo.

¿Cómo será el fin del universo?

Empecemos por enunciar el segundo principio de la termodinámica tal como lo hizo Lord Kelvin:

«Es imposible construir un dispositivo que, utilizando un fluido inerte, pueda producir trabajo efectivo causado por el enfriamiento del cuerpo más frío de que se disponga.»

Cuando Lord Kelvin se refería a un fluido inerte se refería a un fluido en el que no hay diferencias de temperatura pero, ¿puede el universo llegar a un punto en el que alcance una temperatura única y por tanto no pueda generarse más energía? Por desgracia, todo indica que ese será el triste final de nuestro universo. En una teoría de expansión continua del universo con el paso de, como diría Sagan, billones de billones de años, las galaxias se alejarán cada vez más; las estrellas se irán apagando una vez se acabe su combustible, primero las más grandes y luminosas y finalmente las más pequeñas, cada vez se generarán menos estrellas nuevas y más pequeñas y finalmente solo quedarán enanas blancas que poco a poco se irán apagando. En el final del universo tenemos un estado de entropía máxima en el que todo tiene la misma temperatura, un universo muerto en el que, tal como dice Lord Kelvin, no se podrá producir trabajo.

Pero un momento, ¿qué es eso de la entropía? Pues depende de a quién se lo preguntes. Que los químicos me perdonen pero yo voy a tomar la definición que daba Feynman en sus lecciones de física:

Supongamos que dividimos el espacio en pequeños volúmenes. Si tenemos moléculas blancas y negras, ¿de cuantas maneras podemos distribuirlas a lo largo de esos volúmenes de forma que las blancas estén en un lado y las negras en otro? Por otro lado, ¿cuántas maneras habría de distribuirlas sin la restricción de en qué lado deben estar? Evidentemente, hay muchas más formas de distribuirlas sin la restricción de separación. Medimos el “desorden”* como el número de formas en las que las partes internas pueden distribuirse, de tal forma que la parte externa parece igual. El logaritmo de ese número de formas es la entropía. Si queremos tener las moléculas separadas por color, existen menos formas de distribuir las moléculas y, por tanto, la entropía o el “desorden” es menor.

No obstante, hay una definición que seguro que os lo deja más claro, porque os habrá pasado alguna vez:

«Un aumento de entropía es lo que le pasa a tus auriculares cuando los metes en el bolsillo bien colocaditos y los sacas con 20 nudos que parecen imposibles de deshacer. El rato que te pasas deshaciéndolos es el trabajo que aplicas para reducir la entropía del sistema.»

Ahora volvamos al segundo principio de la termodinámica para enunciarlo de otra forma:

«En un sistema aislado, ningún proceso puede ocurrir si a él se asocia una disminución de la entropía total del sistema.»

Pues es un problema, porque no podemos aumentar la entropía en la situación que nos habíamos quedado. Jaque mate Sandman.

Entonces, ¿Sandman tendrá que quedarse en el infierno pagando por su osadía? Por suerte no, porque este era solo el primer tomo de 10 de la novela gráfica y todavía le quedan muchos sueños que contar. Sandman consiguió salir del infierno con su yelmo, veamos cómo:

—¿Y tú qué serás, soñador? —replicó con sorna Choronzon.

—La esperanza.

—OH, pues yo soy sss, yo…, yo…, yo… no lo sé…

sandman yelmo

Sandman recuperando su yelmo con la alegría que le caracteriza.

Aunque vivimos en los rescoldos de una gran explosión, aunque sabemos que nuestra estrella llegará el día en el que crecerá hasta destruir nuestro hermoso planeta, aunque sabemos que viajar a otra estrella representa un esfuerzo que ahora mismo no podemos ni concebir, a pesar de todo ello, siempre tendremos la esperanza. Muchas personas se preguntarán por qué se gasta tanto dinero en telescopios como Kepler, que está descubriendo numerosos planetas extrasolares, o por qué hay soñadores pensando en cómo fabricar un ascensor espacial o haciendo cálculos teóricos sobre conceptos de naves que pudieran acercarse a la velocidad de la luz. Todos esas personas representan nuestra esperanza, nuestro anhelo de llegar más allá, de aprovechar hasta el último ascua de este universo en el que nos ha tocado vivir. Porque algunos elegidos son capaces de materializar sus sueños empujando el avance de la humanidad y, mientras Sandman esté allí alimentando nuestros sueños, la esperanza no nos abandonará.

Esta entrada participa en el Carnaval XXXIX de la Física que organiza el infame blog el zombi de Schrödinger, gobernado por el irresponsable @cuantozombi.

Más información

* Feynman habla de la entropía como “desorden” y lo entrecomilla porque esta definición no es del todo cierta, o al menos no lo es en el sentido que normalmente damos al desorden. Podéis comprobarlo en esta magnífica entrada de Edocet.

Neil Gaiman, autor de Sandman.

Sandman, página oficial de Vértigo.

Richard Feynman. Lectures in Physics 45, 46, Addison – Wesley, 1964

Wonders of the Universe, 1. Destiny, BBC 2011

Anuncios

Publicado el 15 febrero, 2013 en Arte y ciencia, Carnaval de física, Cómic, Física básica y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. 8 comentarios.

  1. jeje, justo te iba a recomendar la entrada de @EDocet.
    Genial historia: la he disfrutado muchísimo, y el toque de la esperanza: ¡bravo!

  2. Wow me quede con la duda de porque uso esa repuesta, termine de leer esa parte hace unos minutos y esta nota fue una buena explicación para mi que no se de esto. Muchas gracias

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: Participaciones en el XXXIX Carnaval de la Física « El zombi de Schrödinger

  3. Pingback: Choronzon y el fin del universo | útiles para astronomía | Scoop.it

  4. Pingback: Choronzon y el fin del universo

  5. Pingback: Resumen final XXXIX Carnaval de Física | El zombi de Schrödinger

¡Un comentario para un ex-leproso!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: