Faraday y el Gran Hedor

FaradayFatherThames

Caricatura de la época en la que Faraday le entrega una de sus “tarjetas” al Padre Támesis.

Era mediados del siglo XIX, Faraday acababa de volver del campo y en uno de sus desplazamientos por Londres, decidió utilizar un barco. La visión y el olor del río le sobrecogieron, pero su faceta como científico se impuso y realizó un simple experimento. Con los datos obtenidos envió una carta al Times avisando de la triste situación que atravesaba el Támesis. Esta es la carta que escribió:

07 de julio 1855

Señor:

Realicé este día la travesía en barco entre Londres y Hangerford Bridges, entre la una y media y las dos en punto; el agua estaba baja, y creo que la marea estaba a punto de llegar. La apariencia y el olor del agua captaron inmediatamente mi atención. El río era un fluido opaco de color marrón pálido. Para comprobar el grado de opacidad, rompí algunas tarjetas blancas en pedazos, los humedecí con el fin de hacer que se hundieran fácilmente bajo de la superficie del agua, y luego dejé caer algunas de estas piezas en el agua en cada muelle al que llegaba el barco; antes de que se hubieran hundido una pulgada debajo de la superficie, eran indistinguibles, pese a que el sol brillaba con fuerza, y cuando las piezas caían de lado, la parte inferior se ocultaba de la vista antes de que la parte superior estuviera bajo el agua. Esto sucedió en St. Paul Wharf, Blackfriars Bridge, Temple Wharf, Southwark Bridge y Hungerford, y no tengo ninguna duda de que habría ocurrido río arriba y río abajo. Cerca de los puentes la suciedad se enrollaba en nubes tan densas que eran visibles en la superficie, incluso en agua de este tipo.

El olor era terrible y común a todo el río, el mismo olor que surge de las cloacas en las calles; todo el río era una alcantarilla. Acabo de regresar de tomar el aire en el campo, tal vez por eso esté más afectado que otros, no creo que pudiera haber continuado hasta Lambeth o Chelsea, y me alegré de poder entrar en las calles cuya atmósfera, excepto cerca de las alcantarillas, encontré mucho más dulce que en el río.

He considerado mi deber registrar estos hechos, para que puedan ser llevados a la atención de quienes ejercen el poder o tienen responsabilidades en relación con la condición de nuestro río; no hay nada figurativo en los términos que he empleado, ni cualquier tipo de exageración, son la pura verdad. Si hay suficiente autoridad para quitar un estanque putrefacto de un barrio con unas pocas viviendas, ciertamente no debería permitirse que el río que fluye por kilómetros a través de Londres se convierta en una alcantarilla fermentada. La condición en la que vi el Támesis podría ser considerada como excepcional, pero esa posibilidad es prácticamente nula y me temo que, al contrario, muy pronto se convertirá en su condición general. Si ignoramos este asunto, no podemos esperar que sea sin consecuencias, ni deberíamos sorprendernos si, después de los años, una estación cálida nos da la triste prueba de la estupidez de nuestro descuido.

 

Soy, Señor,

Su obediente servidor,

M. Faraday.

Royal Institution, 07 de julio

Recorrido que siguió Faraday a través del Támesis.

Recorrido que siguió Faraday a través del Támesis.

Muchos factores habían llevado a Londres a esta situación. El primero fue demográfico, Inglaterra había aumentado drásticamente su población en los últimos años y las ciudades ofrecían mejores oportunidades que el campo. Además, las ciudades no tenían un órgano de gobierno propiamente dicho, ni la autoridad para solicitar impuestos o imponer tasas, por lo que tampoco disponían de un presupuesto suficiente para realizar mejoras en la ciudad.

Poco a poco los problemas generados por la insalubridad fueron calando en la sociedad: el cólera se extendía por la población sin diferenciar clases o estatus. La muerte rondaba la ciudad y se empezaba a recordar los oscuros tiempos de la peste negra.

No andaba muy desencaminado Faraday en su carta. 3 años después, en 1858, llegó un verano cálido y esa época quedará registrada para siempre en la historia de Londres como El gran Hedor. Las cortinas de la cámara de los lores tuvieron que ser impregnadas con lejía para combatir el olor que llegaba de la ciudad y, ante esa situación, tardaron 18 días en crear una ley que proporcionaría el presupuesto para remodelar el sistema de alcantarillado de la ciudad y mejorar la situación del río.

Esta entrada participa en la XXV edición del carnaval de química que organiza moléculas a reacción.

carnavalquimica25

Más información

Carta original de Faraday.

El gran hedor.

Anuncios

Publicado el 23 mayo, 2013 en Carnaval de química, Historia de la ciencia y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 6 comentarios.

  1. Muy bueno. Que lo lean los románticos de “cualquier tiempo pasado fue mejor” Me ha recordado a una antigua entrada del blog La pizarra de Yuri que se titula “El pasado era una mierda”
    http://lapizarradeyuri.blogspot.com.es/2010/03/el-pasado-era-una-mierda.html

    • A la gente que me dice que le gustaría vivir en la edad media o parecido siempre le digo lo mismo: “la mayor probabilidad que tendrías de vivir en esas épocas sería la de ser un simple campesino, te pasarías la vida comiendo cebollas, se te pudrirían los dientes, morirías a una corta edad y tu vida sería una mierda”. Pero la gente solo ve las cosas buenas del pasado, la gente que vivía bien, cuando estos eran muchos menos en proporción.

      La pizarra de Yuri es una obra maestra tras otra en formato de blog :_) qué pena que llevemos tanto tiempo sin disfrutarlo

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: Faraday y el Gran Hedor

  3. Pingback: Historia | Annotary

  4. Pingback: Resumen del XXV Carnaval | Moléculas a reacción

¡Un comentario para un ex-leproso!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: