#tertuliasCiencia: El tío Tungsteno

Este domingo tenemos tertulia, pero no como las de la tele, aquí sabemos de lo que hablamos. Esta semana sacaremos punta al capítulo 3 de “el tío Tungsteno”, de Oliver Sacks.

tio Tunsgteno

Es difícil leer un capítulo a la semana, si por mi fuera ya me lo habría leído entero la primera semana : P

Esta es una iniciativa de @2qblog y @Ununcuadio que está provocando un interesante debate en Tertulias literarias de Ciencia. Por ahora llevamos dos capítulos y un servidor será el responsable del resumen del tercer capítulo. No esperéis una de mis locuras, será un resumen breve y al grano y el verdadero contenido lo pondréis vosotros, que sois los que debéis leer este magnífico libro para escribir una nueva página de esta tertulia.

El esfuerzo es muy pequeño, un capítulo por semana, y si os animáis en un ratito os podéis poner al día. Si esperabais una reseña, tendréis que aguantar unos meses para que acabe de leerme el libro, porque pienso ser escrupuloso y seguir el ritmo de lectura impuesto.

Lo que si puedo hacer es contar algo sobre un punto en común que ha surgido a lo largo de la tertulia. Oliver Sacks tenía unos padres con una educación científica importante y en el primer capítulo nos muestra la pasión con la que su madre aprovechaba cualquier ocasión para enseñar a Sacks pequeñas píldoras de ciencia que despertaron su interés. Ese punto común del que hablaba es que no todos hemos tenido padres con una formación tan envidiable, y muchos procedemos de familias que tuvieron una educación humilde, pero que tenían claro lo que querían para sus hijos. Muchos ingenieros, licenciados y diplomados de hoy en día pudimos estudiar gracias al esfuerzo de esos padres, que se sacrificaron cuando fue necesario para que no faltara un libro o una oportunidad para estudiar que ellos no tuvieron. Padres que con el panorama actual quizás no habrían podido realizar ese esfuerzo.

Todos los que hemos obtenido nuestra formación gracias al apoyo de nuestros padres y a un sistema de educación pública que funciona, tenemos una deuda con las generaciones futuras. Tenemos que conseguir que ellos tengan las mismas facilidades que tuvimos nosotros y tenemos que hacer que se la caiga la cara de vergüenza a todo aquel que intente debatirnos que la educación pública es un desperdicio de dinero o que no funciona. En cualquier caso lo que habrá que hacer es mejorarla, nunca destruirla, y os lo dice un orgulloso producto de la educación pública y del amor de unos padres que siempre quisieron lo mejor para sus hijos.

Aquí tenéis las entradas de la tertulia hasta la fecha:

Anuncios

Publicado el 20 junio, 2013 en Arte y ciencia, Libros y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. Un saludo. Yo también leo uno por semana (aunque hago trampa: el libro lo leí hace años, pero es delicioso volverlo a leer). En el comentario que voy a hacer en el capítulo 3 diré con que libro lo estoy simultaneando.

    Y con respecto a la Educación que les espera a nuestros hijos: “intenté no pensar en ello en esos capítulos pero al final tuve que hacer el comentario que hice en el capítulo 2”. Como padre no dejo de pensar en el país que les estamos dejando.

    Gracias por el post.

  1. Pingback: Bitacoras.com

¡Un comentario para un ex-leproso!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: